Lactancia Materna

01 de Agosto de 2017

Lactancia Materna

Según la Organización Mundial de la Salud, la lactancia materna reduce la mortalidad infantil, mejorando significativamente la salud, el desarrollo y la supervivencia de los bebés recién nacidos. Adicional a esto, amamantar es una forma económica de alimentar a los bebés sin agregar una carga a los presupuestos familiares; siendo esta una fuente segura y estable de alimento, natural y renovable, lo que la hace una forma segura de alimentación e inocua para el medio ambiente.

 

Se ha demostrado que la alimentación exclusiva con leche materna de todos los bebés durante los seis primeros meses de vida, permite evitar alrededor de un millón y medio de muertes infantiles cada año y la salud y el desarrollo de otros varios millones mejoraría considerablemente.


Es recomendable que la leche materna sea el alimento exclusivo de los primeros meses de vida, ya que proporciona toda la energía y los nutrientes necesarios para esta etapa. A  partir los seis meses se inicia un complemento de la alimentación del bebé con otros alimentos recomendados por el profesional de salud.  Hasta la segunda mitad del primer año, la leche materna seguirá aportando al menos la mitad de nutrientes necesarios para el bebé y hasta un tercio durante el segundo año de vida.

 

Durante varios años la OMS ha acumulado diferentes pruebas sobre los beneficios de la alimentación con leche materna para el bebé, entre estos podemos encontrar:

 

  • Bebés alimentados exclusivamente con leche materna contraen menos enfermedades crónicas y tienen mayor protección contra infecciones que los que reciben otros alimentos con biberón.
  • La lactancia natural exclusiva reduce la mortalidad infantil por enfermedades infantiles como la diarrea o la neumonía y favorece con un pronto restablecimiento en caso de enfermedad. 
  • El acto de la lactancia materna estimula el crecimiento adecuado de la boca y la mandíbula, y la secreción de hormonas para la digestión y para que el bebé se sacie.
  • La lactancia materna ayuda a reducir el riesgo de enfermedades crónicas más adelante en la vida, como la obesidad, el colesterol alto, la presión arterial alta, la diabetes, el asma infantil y las leucemias infantiles.
  • La leche materna promueve el desarrollo sensorial y cognitivo, ya que estudios han arrojado que los bebés alimentados con leche materna obtienen mejores resultados en pruebas de inteligencia y comportamiento en la edad adulta que los bebés alimentados con fórmula.

 

De la misma forma contribuye a mejorar la salud y el bienestar de la madre, tanto a corto como a largo plazo, con algunos beneficios como:

 

  • Ayuda a espaciar los embarazos, disminuye el riesgo de diabetes tipo 2, cáncer ovárico y mamario.
  • A corto plazo ayuda a reducir el riesgo de hemorragia.
  • Reduce la probabilidad de sufrir de depresión posparto.

 

Adicional a esto existen también estudios que demuestran que la lactancia materna crea un vínculo especial entre la madre y el bebé generando repercusiones positivas para la vida del recién nacido en lo que se refiere a la estimulación, la conducta, el habla, la sensación de bienestar, la seguridad y la forma en que el niño se relaciona con otras personas. La atención y estímulos que reciben los niños alimentados con leche materna ayuda a los lactantes a crecer y desarrollarse y contribuye a que se sientan más seguros que los que se alimentan por sí mismos con teteros.

 

Fuentes:


Unicef: https://www.unicef.org/spanish/ffl/04/

Organización mundial de la salud: http://www.who.int/maternal_child_adolescent/topics/newborn/nutrition/breastfeeding/es/

Comenta y participa

Publicaciones recientes
imagen_noticia 21 de Septiembre. Día Internacional del Alzheimer Hace 1 días
imagen_noticia 15 de Septiembre. Día Internacional del Linfoma Hace 7 días
imagen_noticia Conmemoración Hace 7 días