La familia: clave en la alimentación saludable

15 de Mayo de 2020

La familia: clave en la alimentación saludable

Tomarse el tiempo de comer en familia es clave en la alimentación de cada uno de los miembros del hogar, según un estudio de la Universidad Complutense de Madrid, la comida en familia es una costumbre beneficiosa y saludable.

La comida familiar es el momento en el que se reúnen todos o casi todos los miembros de una misma familia para compartir una comida estructurada, esto constituye una actividad central y un particular punto de encuentro en la vida diaria de sus miembros, un momento vital para fortalecer la unidad y la cohesión familiar.

Los estudios científicos avalan que comer en familia con frecuencia aporta importantes beneficios para la salud, la calidad de la dieta y la calidad de vida de los participantes. ¿Pero por qué? Te lo vamos a contar.


Aumenta la ingesta de frutas y verduras

Comer en familia nos permite disfrutar de una comida más sana, según estudios, las madres cocinan utilizando ingredientes más naturales e incorporan más verduras a los platillos, de igual forma los niños prestan más atención a su comida, no es lo mismo llevarse bocados a la boca mientras se está mirando la televisión o el móvil que cuando se está consciente de lo que hay en el plato, además, nos ayuda a controlar las porciones, así como también a disfrutar el sabor de los alimentos.

Desde el punto de vista nutricional, comer en familia frecuentemente se asocia con el seguimiento de dietas más equilibradas y de mayor calidad. Las comidas en familia constituyen la base para elaborar los recuerdos de alimentación que se forman en la infancia y que perduran a lo largo de la vida, recogiendo las experiencias sensoriales que intervienen en la alimentación (tacto, gusto, olfato, oído y vista). 

Las comidas familiares (frecuencia, lugar, orden, estructura) juegan un importante papel en la instauración y promoción de una alimentación saludable. Los gustos y preferencias por los sabores empiezan a concretarse en el periodo prenatal y las bases de los hábitos alimentarios personales se construyen en los primeros años de vida donde tiene un papel esencial el comportamiento y las prácticas alimentarias de la familia y de los padres. Los padres tienen un papel decisivo en la educación de los niños, ellos influyen directamente para que adquieran hábitos alimentarios adecuados, hábitos que se mantendrán a lo largo de su vida.

Comer en familia permite que todos tengan una mejor nutrición; estos espacios dan pie para que los platos sean elaborados con tiempo de escoger mejor los alimentos, comprarlos frescos y hacer recetas nutritivas y saludables para toda la familia, además, ayuda a la adquisición de buenos hábitos alimenticios desde la primera infancia; cuando tus hijos crecen con normas como una misma hora de comida, todos juntos en la mesa y un estilo de vida saludable, lo seguirán haciendo toda su vida.

Comer en familia mejora las relaciones y la salud emocional de padres e hijos; una familia que se reúne para comer, tiene mejores relaciones, más confianza y se mantiene más unida, de igual forma, comer en familia ayuda a mejorar el aprendizaje de los menores; agudizan los sentidos hacia el aprendizaje de vocabulario y mejora su evolución en las maneras de expresarse correctamente, puesto que escuchan hablar a los adultos de temas de interés en las que ellos también pueden participar.

En Comparta EPS te invitamos a tener espacios de comida en familia, por eso te dejamos algunos consejos para lograr este objetivo. 

  1. Cítalos a todos a una hora específica, procura que entre todos ayuden a poner y a servir la mesa; es mejor el trabajo en equipo, así también estarás inculcando en tus hijos el valor de la colaboración, y al mismo tiempo ellos sentirán que son útiles y que sus ideas son tenidas en cuenta.
  2. Trata de que este tiempo de comida en familia sea agradable, sin regaños o castigos, evita hablar de sucesos negativos, es mejor si hablan de algo positivo, rescata tiempos de conversación y deja que los menores hablen, pues así sentirán que son importantes y que sus padres están abiertos a escucharlos.
  3. Es importante que los niños dejen el televisor, los videojuegos, los celulares y todo tipo de dispositivos que puedan distraerlos a un lado y apagados, invítalos a pasar tiempo en familia a la hora de la comida. 

Con estos consejos crearás hábitos saludables que tus hijos aprenderán y conservarán a lo largo de su vida, por eso te invitamos a comer en familia y a pasar más tiempo juntos.

 

Fuentes:

https://mejorconsalud.com/la-importancia-de-comer-en-familia/

https://www.semana.com/vida-moderna/articulo/por-que-las-familias-deben-comer-juntas/470669

https://www.who.int/features/factfiles/nutrition/es/

Comenta y participa

Publicaciones recientes
imagen_noticia Conoce los síntomas de la hepatitis Hace 6 días
imagen_noticia La familia: clave en la alimentación saludable Hace 10 días
imagen_noticia Consejos para controlar el asma Hace 16 días