Enfermedad inflamatoria intestinal

27 de Mayo de 2019

Enfermedad inflamatoria intestinal

El lunes 27 de mayo se celebra en más de 40 países el Día Mundial de la Enfermedad Inflamatoria Intestinal, que engloba a la enfermedad de Crohn y a colitis ulcerosa.

La EII provoca inflamación crónica del aparato digestivo y cursa con brotes (actividad) y con etapas de remisión (inactividad). Se desconoce el origen de esta patología, aunque se cree que puede estar provocada por la interacción de factores inmunitarios, ambientales y genéticos. Es más frecuente en los países desarrollados y existe mayor predisposición en ciertas familias, a pesar de no ser hereditaria.

En todo el mundo hay alrededor de 5 millones de pacientes de enfermedad de Crohn y colitis ulcerosa.


A pesar de no ser una enfermedad minoritaria, los enfermos de EII se enfrentan de manera habitual al desconocimiento de la enfermedad por parte de la Administración, del personal sanitario y a la “invisibilidad” de estas patologías ante la sociedad.

La enfermedad intestinal inflamatoria es un término genérico que describe los trastornos que suponen una inflamación crónica del tubo digestivo. Algunos tipos de enfermedad intestinal inflamatoria son:

  • Colitis ulcerosa: Esta enfermedad provoca una inflamación duradera y llagas (úlceras) en el revestimiento más profundo del intestino grueso (colon) y del recto.
  • Enfermedad de Crohn: Este tipo de enfermedad intestinal inflamatoria se caracteriza por la inflamación del revestimiento del tubo digestivo, que suele extenderse hacia adentro a los tejidos afectados.

Tanto la colitis ulcerosa como la enfermedad de Crohn, a menudo, presentan diarrea grave, dolor abdominal, fatiga y adelgazamiento.

La enfermedad intestinal inflamatoria puede ser debilitante y, algunas veces, provocar complicaciones que pueden poner en riesgo la vida.

Los síntomas de la enfermedad intestinal inflamatoria varían, según la gravedad de la inflamación y la región donde aparece. Los síntomas pueden oscilar entre leves y graves. Es probable que tengas períodos de enfermedad activa seguidos de períodos de remisión.

Los signos y síntomas frecuentes tanto de la enfermedad de Crohn como de la colitis ulcerosa pueden ser:

  • Diarrea.
  • Fiebre y fatiga.
  • Dolor y cólicos abdominales.
  • Sangre en las heces.
  • Disminución del apetito.
  • Adelgazamiento no intencional.

Consulta con el médico si presentas un cambio persistente en tus hábitos intestinales o si tienes signos y síntomas de la enfermedad intestinal inflamatoria. A pesar de que la enfermedad intestinal inflamatoria generalmente no es mortal, es una enfermedad grave que, en algunos casos, puede causar complicaciones que ponen en riesgo la vida.

Aún se desconoce la causa exacta de la enfermedad intestinal inflamatoria. En el pasado, se sospechaba que estaba relacionada con la dieta y el estrés; ahora, los médicos saben que estos factores pueden agravar la enfermedad, pero no la provocan.

El mal funcionamiento del sistema inmunitario es una causa posible. Cuando el sistema inmunitario trata de combatir virus o bacterias invasores, una respuesta inmunitaria anormal provoca que también ataque las células del tubo digestivo. Los factores hereditarios también parecen influir, dado que la enfermedad intestinal inflamatoria es más frecuente en las personas que tienen familiares con esta enfermedad. Sin embargo, la mayoría de las personas con enfermedad intestinal inflamatoria no tienen antecedentes familiares.

 

Factores de riesgo

  • Edad: La mayoría de las personas que contraen la enfermedad intestinal inflamatoria reciben el diagnóstico antes de cumplir 30 años. Sin embargo, algunas personas no contraen la enfermedad hasta que cumplen 50 o 60 años.
  • Raza u origen étnico: Aunque las personas blancas tienen un mayor riesgo de padecer la enfermedad, cualquier raza puede presentarla. Si tienes ascendencia judía askenazí, el riesgo es incluso mayor.
  • Antecedentes familiares: Corres un mayor riesgo si tienes un pariente cercano, como un padre, hermanos o hijos, con esta enfermedad.
  • Tabaquismo: El tabaquismo es el factor de riesgo prevenible más importante de la enfermedad de Crohn. Aunque fumar puede brindar algún tipo de protección contra la colitis ulcerosa, los beneficios generales para la salud de no fumar son muy importantes para intentar dejarlo.
  • Medicamentos antiinflamatorios no esteroides: Pueden ser ibuprofeno (Advil, Motrin IB y otros), naproxeno sódico (Aleve) y diclofenaco sódico (Voltaren), entre otros. Estos medicamentos pueden aumentar el riesgo de contraer la enfermedad intestinal inflamatoria o empeorar la enfermedad en personas que ya la padecen.
  • El lugar donde vives: Si vives en un país industrializado, es más probable que contraigas la enfermedad intestinal inflamatoria. Por lo tanto, los factores ambientales, como una dieta con alto contenido de grasas o alimentos refinados, pueden desempeñar un papel importante. Las personas que viven en climas nórdicos también parecen tener un mayor riesgo.

La colitis ulcerosa y la enfermedad de Crohn tienen algunas complicaciones en común y otras que son específicas de cada enfermedad. Las complicaciones que presentan ambas enfermedades son:

  • Cáncer de colon: Tener la enfermedad intestinal inflamatoria aumenta el riesgo de padecer cáncer de colon. Las pautas generales de análisis para la detección del cáncer de colon en personas sin enfermedad intestinal inflamatoria recomiendan una colonoscopia cada 10 años a partir de los 50 años. Pregúntale al médico si tienes que realizarte este análisis antes o con mayor frecuencia.
  • Inflamación en la piel, los ojos o las articulaciones: Ciertos trastornos, entre ellos, la artritis, las lesiones cutáneas y la inflamación ocular (uveítis), pueden aparecer durante las exacerbaciones de la enfermedad intestinal inflamatoria.
  • Efectos secundarios de los medicamentos: Determinados medicamentos para la enfermedad intestinal inflamatoria están asociados a un bajo riesgo de presentar ciertos tipos de cáncer. Los corticoesteroides se pueden asociar al riesgo de tener osteoporosis, presión arterial alta y otras afecciones.
  • Colangitis esclerosante primaria: Con esta enfermedad, la inflamación provoca cicatrices dentro de las vías biliares, lo que, con el tiempo, hace que se estrechen y se produzcan daños graduales en el hígado.
  • Coágulos sanguíneos: La enfermedad intestinal inflamatoria aumenta el riesgo de presentar coágulos sanguíneos en venas y arterias.

 

Fuentes:

https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/inflammatory-bowel-disease/symptoms-causes/syc-20353315

https://www.accuesp.com/19-de-mayo-dia-mundial-de-la-enfermedad-inflamatoria-intestinal

https://faesfarma.com/sdp-noticias/dia-mundial-de-la-enfermedad-inflamatoria-intestinal/?sfw=pass1556300127

https://www.somospacientes.com/noticias/sanidad/este-sabado-se-celebra-el-dia-mundial-de-la-enfermedad-inflamatoria-intestinal/

Comenta y participa

Publicaciones recientes
imagen_noticia Sabe cómo actuar frente a un posible caso de sarampión Hace 1 días
imagen_noticia Victimas conflicto armado Hace 6 días
imagen_noticia ¿Eres esclavo del celular? Tu salud está en riesgo Hace 15 días